Sobre WWF

 / ©: WWF-Canon / ANDRE BARTSCHI
Niña indígena del complejo Purús en la Amazonía peruana.
© WWF-Canon / ANDRE BARTSCHI
WWF representa el compromiso de las personas con nuestro planeta. Durante 5 décadas se ha consolidado como una de las organizaciones de conservación más queridas y respetadas.
El respaldo de la red conservacionista más grande del mundo – con 5 millones de miembros y presencia en más de 100 países de los 5 continentes -, el trabajo sostenido y de la mano con aliados extraordinarios - desde gobiernos y empresas hasta pobladores locales - y un equipo excepcional - conformado por 4000 de los mejores especialistas - garantizan resultados tangibles y duraderos en beneficio nuestro y de la naturaleza.

WWF nació en 1961
WWF nació en 1961 en Suiza por iniciativa de un pequeño grupo de científicos y filántropos que se unieron con el fin de conservar la vida en el planeta.

Actualmente WWF cuenta con más de 1300 proyectos en ejecución alrededor del mundo y trabaja en equipo con agencias de cooperación, organizaciones no gubernamentales, gobiernos nacionales, comunidades locales y empresas comprometidas con la responsabilidad ambiental.

Misión

La misión de WWF es detener la degradación del ambiente en nuestro planeta y construir un futuro en el cual los seres humanos vivan en armonía con la naturaleza:

  • Conservando la diversidad biológica
  • Asegurando el uso sostenible de los recursos naturales renovables
  • Promoviendo la reducción de la contaminación e incentivando un consumo responsable
Los principios de WWF son:
  • Ser globales, independientes, multiculturales y sin preferencias políticas.
  • Utilizar la mejor información científica para abordar temas clave, evaluando rigurosamente todas sus implicancias.
  • Buscar el diálogo y evitar la confrontación.
  • Construir soluciones concretas para la conservación a través de la combinación de proyectos en campo, iniciativas de políticas, fortalecimiento de capacidades y educación.
  • Involucrar a las comunidades locales indígenas en el planeamiento y ejecución de los programas de campo, respetando sus tradiciones culturales y necesidades económicas.
  • Establecer alianzas estratégicas con otras organizaciones, gobiernos, comercios y comunidades locales para mejorar nuestra efectividad.
  • Desarrollar nuestras actividades de una manera costo-efectiva y emplear los fondos de donantes de acuerdo a los más altos estándares de contabilidad.