Perú con P de Perico: cómo potenciar un recurso sin agotarlo



Posted on 28 noviembre 2012  | 
Para que la pesca del perico sea rentable a escala artesanal, los pescadores deben realizar incursiones a altamar que duran hasta 15 días, a una distancia de 200 millas de la costa en sus pequeñas embarcaciones sin techo.
© Diego Pérez / WWF PerúEnlarge
• Captura de este pez en aguas peruanas se ha duplicado en años recientes
• Iniciativa busca hacer sostenible su pesca a nivel nacional de la mano de empresas, pescadores y autoridades


Lima, 28 de noviembre. Desde comienzos de la década de los noventa, la pesca del perico o mahi mahi (Coryphaena hippurus), ha aumentado exponencialmente en nuestro litoral a medida que su demanda en el extranjero se ha incrementado. Según datos del Ministerio de la Producción PRODUCE, en el año 1986, el volumen de pesca de perico registrado fue de aproximadamente 25 mil toneladas. Al año 2011 esta cifra se duplicó, superando las 50 mil toneladas.

El aumento en la pesca de esta especie se está dejando sentir en el mar peruano. Para Pedro Justo Fuentes, Coordinador General de la Federación de Integración y Unificación de los Pescadores Artesanales del Perú - FIUPAP, desde los años ochenta la cantidad de perico y también su tamaño se han reducido; "antes sacábamos tremendos pericos, tan grandes que para cargarlos al bote eran necesarias dos personas, ahora es raro encontrar pericos grandes, la mayoría son medianos y chicos".

Si esta tendencia se mantiene (gran demanda internacional y buenos precios) se pondría en peligro la sostenibilidad de la especie y con esto la fuente de ingresos de miles de familias dedicadas a su pesca y comercialización. Esto, incluso sin considerar la incertidumbre que genera el cambio climático, que viene alterando los ciclos de migración y distribución de la especie.

Para el biólogo Samuel Amorós, Coordinador del Programa Marino de WWF Perú “el problema de origen es la falta de información científica sobre esta especie y su pesca, que sirva como insumo para el desarrollo e implementación de un marco legal que regule y ordene esta actividad y que sea respetado por los actores involucrados dentro y fuera del mar”.

En este sentido, espera que el próximo año, a partir de un proyecto de mejoramiento pesquero se den los primeros pasos hacia el ordenamiento efectivo de esta actividad.

Camino a la sostenibilidad

Precisamente, la semana pasada Amorós acompañado por especialistas nacionales y extranjeros organizó una serie de reuniones con representantes de las principales empresas pesqueras, así como de asociaciones de pescadores artesanales y de los distintos sectores del Estado. La finalidad fue compartir los resultados de un estudio preliminar sobre el estado de la pesquería del perico, con miras a su futura certificación por parte del Marine Stewardship Council – MSC, misma que tiene como finalidad garantizar la sostenibilidad en el aprovechamiento del recurso.

Según Antonio Hervás, Gerente de Desarrollo de Pesquerías de la empresa Food Certification International –FCI y autor del mencionado estudio afirma que “la certificación es una herramienta del mercado que premia a quienes realizan buenas prácticas de pesca. Este incentivo hace que ser sostenibles sea más atractivo para los pescadores y empresas, y permite impulsar los cambios requeridos para garantizar la sostenibilidad en el aprovechamiento de los recursos.”

Como con cualquier otra certificación, obtener el sello MSC requiere del cumplimiento de una serie de estrictas medidas destinadas a reducir el impacto de la actividad pesquera sobre los recursos y el ecosistema marino, como, por ejemplo, el uso de anzuelos especiales y otras medidas para la reducción de la captura incidental de otras especies como las tortugas marinas y tiburones.

No obstante, como indican los especialistas, este esfuerzo conlleva importantes beneficios, por ejemplo el acceso a mercados internacionales y a una mayor estabilidad en un contexto en el que la demanda global migra hacia alternativas más sostenibles. 
Para que la pesca del perico sea rentable a escala artesanal, los pescadores deben realizar incursiones a altamar que duran hasta 15 días, a una distancia de 200 millas de la costa en sus pequeñas embarcaciones sin techo.
© Diego Pérez / WWF Perú Enlarge
Pescador Peruano
© Diego Pérez / WWF Perú Enlarge

Comments

blog comments powered by Disqus