Cecilia Álvarez: “El país necesita de forma urgente un sistema de monitoreo de bosques”



Posted on 18 octubre 2012  | 
 Entrevista por Cindy Vigo - Ecosostenible

Aun cuando los acuerdos multilaterales sobre el clima marchan a paso lento, el país requiere prepararse para un eventual acuerdo sobre carbono forestal y conservación de los bosques. Cecilia Álvarez, Coordinadora de la Unidad de Ciencias para la Conservación de WWF Perú, conversó con Ecosostenible sobre estos temas y las actividades vinculadas que su institución viene realizando.

Las perspectivas de un acuerdo mundial sobre el clima se hace cada vez más distantes. ¿Cómo ven ustedes esta problemática?

Es un tema complicado. Cada reunión ha tratado de aterrizar varias de las propuestas que no se plantean pero no han terminado de concretarse. No obstante, aún mantenemos nuestras esperanzas en que se concreten acuerdos multilaterales sobre el clima. Sin embargo, hemos de reconocer que los dos últimos años los resultados no han sido muy positivos. En la Cumbre de la Tierra (Río +20) de este año no se llegó al acuerdo que se estaba buscando. Personalmente me atrevería decir que fue un fracaso. En el caso del Perú, el país tiene el interés de involucrarse en los acuerdos multilaterales del clima en cuanto estos acuerdos lleguen a buen puerto. Actualmente se están trabajando en una serie de propuestas como el tema de Reducción de Emisiones producidas por la Deforestación y la Degradación – REDD+. Se está haciendo esfuerzos de preparación muy fuerte al respecto donde el gobierno está impulsando el proceso.

¿Cómo ve el proceso del proceso de generación de mercado de carbono forestal vinculado a REDD + a nivel mundial?

A nivel mundial, dada la naturaleza de un mecanismo de ese tipo, está en proceso de preparación. En la práctica, aún no existe claridad sobre el funcionamiento mundial de este esquema. Un tema importante, en el cual el Perú se viene preparando, es generar los lineamientos para la generación de los requerimientos de información y del mercado que acoja el mecanismo. Sin embargo, actualmente ya existen algunas iniciativas de carbono del bosque con determinadas formas de compensación. La más conocida es la experiencia que tiene AIDER – Asociación para la investigación y Desarrollo Integral – quien tiene un proyecto basado en los bosques de la Reserva Nacional Tambopata y el Parque Nacional Bahuaja Sonene. Así como estas existen muchas iniciativas voluntarias en proceso. Estos proyectos están buscando la oportunidad para insertarse en un mercado que todavía no existe, que está en un proceso de formación. Lo ideal es que este esquema esté regulado a nivel internacional y que tenga un real valor en el mercado. No obstante, está en proceso de construcción.

¿Cuáles son los grandes retos del país para la implementación de los mecanismos REDD+?

Actualmente el Perú tiene fondos disponibles para prepararse bajo un escenario posible de implementación de REDD+; pero los retos son varios. Primero, necesita conocer como es el nivel actual y las tasas de deforestación en todo el territorio. Para ello se requiere de forma urgente un sistema de monitoreo de bosques. Actualmente el Perú no tiene una estructura, institución, ni metodología que haga ese trabajo, Existen varias iniciativas puntuales a nivel regional, pero no hay un proceso fiable metodológicamente, permanente y estandarizado a nivel nacional. Este tema es importante, por que si no se puede hacer un seguimiento de deforestación, eventualmente no se puede demostrar que se está reduciendo. Asimismo, no se ha definido quién es la institución encargada de hacer eso en el Perú. Por otro lado, se requiere generar la institucionalidad para crear el mercado para REDD+ lo cual es un reto grande ya que, por su transversalidad, es un tema de competencia de varios ministerios.

En el caso de la WWF, nosotros estamos trabajando el tema REDD+ a nivel de Madre de Dios donde hemos concentrado esfuerzos en este tema. No obstante, otras regiones como San Martín, Ucayali y Cusco se están preparando para este mecanismo. Otro reto, finalmente, es como lograr que lo que se está trabajando en las regiones sea acogido a nivel nacional, lo cual no va a ser nada fácil.

Algunos sectores, especialmente vinculados a las comunidades nativas ven con recelo el mercado de carbono forestal ¿Cómo se viene recogiendo sus inquietudes?

Eso va un poco de la mano de entender qué es el mecanismo. Lo que ha estado sucediendo es que las empresas que comercializan en un mercado de carbono forestal aun no existen. Lo que tienen son proyectos incipientes donde han firmado acuerdos con comunidades generándoles expectativas. Esto se ha convertido en la práctica en un mensaje negativo sobre el mecanismo con las comunidades lo que ha llevado a que se alarmen provocando que sus organizaciones de base se opongan en algún momento.

Nosotros estamos trabajando en varios niveles en el tema con las comunidades indígenas, con las federaciones. Con las comunidades indígenas estamos trabajando experiencias pilotos de proyectos REDD+; no solo para tener un piloto, sino para tener la posibilidad de fortalecer sus conocimientos y capacidades sobre el tema. Con las federaciones locales que representan estos grupos, estamos teniendo un trabajo muy cercano, para hacerlos gestores de este proceso. A nivel más alto de las federaciones como AIDESEP (Asociación Interétnica de Desarrollo de la Selva Peruana) hay un acercamiento permanente. Con la COICA (Coordinadora de las Organizaciones Indígenas de la Cuenca Amazónica) también tenemos un acercamiento. Con ellos estamos trabajando una propuesta que se llama el REDD+ indígena. Es un proyecto que cuenta con un apoyo técnico de especialistas pero construido participativamente con las propias organizaciones. La propuesta que nace a nivel de organizaciones de base está siendo llevada a niveles de comunidades.
Atardecer en el río Corrientes, un tributo para el río Amazonas, Perú
© Brent Stirton / WWF Perú Enlarge

Comments

blog comments powered by Disqus