Madre de Dios lidera proceso con miras a la compensación por conservación de bosques



Posted on 18 septiembre 2012  | 
La tala ilegal contribuye en gran medida a la destrucción de la biodiversidad y el empobrecimiento de millones de personas que dependen de los bosques para obtener alimentos e ingresos. Madre de Dios, Perú.
© WWF-Canon / André BärtschiEnlarge
 • Se presentó documento técnico indispensable para la preparación de Madre de Dios con miras a la futura implementación de REDD+

Puerto Maldonado, 4 de setiembre. La Mesa de Servicios Ambientales y REDD+ de Madre de Dios – MSAR, realizó un evento el pasado 4 de setiembre, en Puerto Maldonado, para presentar un importante documento técnico que es clave para el análisis de la deforestación en esta región del país.

Esta publicación presenta una metodología para medir la cantidad de bosques que se pierden cada año y la causa de dicha deforestación, por lo que es una herramienta fundamental para establecer tendencias de deforestación futura. Esta información es indispensable para poder participar en las negociaciones de mercados de servicios ambientales que permiten apuntalar la conservación de bosques a nivel mundial.

Williams Miche, Subgerente de Gestión Ambiental y Desarrollo Sostenible de la Gerencia de Recursos Naturales del Gobierno Regional de Madre de Dios - GOREMAD y representante del presidente de la MSAR afirma que el GOREMAD está muy interesado en participar de iniciativas como ésta, “hay voluntad política para avanzar hacia la implementación del mecanismo de Reducción de Emisiones por Deforestación y Degradación - REDD+, es por esto que venimos trabajando desde el año 2009”.

“En Madre de Dios tenemos más de una decena de proyectos de este tipo que son privados y como gobierno no queremos ser ajenos a esta tendencia, lo que buscamos es que los usuarios directos del bosque se beneficien con esta cooperación internacional”, añadió. Este es un avance importante que coloca a la Región Madre de Dios como pionera en el proceso nacional que se está dando para implementar el mecanismo REDD+ a nivel mundial.

En este sentido el Ministerio del Ambiente – MINAM es un actor fundamental dentro de la MSAR. “La idea es que estos procesos regionales que se están dando en San Martín y Madre de Dios tengan amplia participación del MINAM pues se espera que los avances de estas mesas regionales puedan ser aprovechados como insumo para elaborar la estrategia nacional contra cambio climático” afirma Piero Rengifo, Asistente técnico del MINAM para la MSAR.

Vale la pena mencionar que esta metodología de análisis de la deforestación no es exclusiva para el mecanismo REDD+, pues también puede ser usada por el gobierno regional para temas de zonificación, planificación y gestión de su territorio.

Para Nelson Gutiérrez, especialista de WWF y miembro de la comisión que realizó la evaluación de las metodologías este proceso debe su éxito a que ha sido transparente y participativo; “para poder elegir esta metodología, hemos tenido un proceso de evaluación y selección de 8 meses. Se estudiaron 6 metodologías distintas y se usaron criterios científicos del Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático – IPCC y el estándar VCS “Verified Carbon Estándar”, para la selección de los criterios a evaluar”.

Se espera que los recursos recibidos para evitar esta deforestación lleguen a los posesionarios del bosque y sirvan como incentivo para su cuidado y protección.

Sobre la MSAR y REDD+

La MSAR está conformada por más de 30 instituciones, entre ellas se encuentran gremios de productores del bosque, instituciones del Estado y organizaciones de la sociedad civil, así como organizaciones indígenas de esta región.

El mecanismo REDD+ es parte de un esfuerzo global que tiene como finalidad evitar la deforestación de los bosques, pues al quemarse y descomponerse las plantas que los conforman se liberan grandes cantidades de CO2 a la atmósfera. Este gas es uno de los principales gases de efecto invernadero, que contribuyen a los cambios climáticos que estamos viviendo.
La tala ilegal contribuye en gran medida a la destrucción de la biodiversidad y el empobrecimiento de millones de personas que dependen de los bosques para obtener alimentos e ingresos. Madre de Dios, Perú.
© WWF-Canon / André Bärtschi Enlarge

Comments

blog comments powered by Disqus