Perú cada vez más cerca del millón de hectáreas de bosques certificados



Posted on 25 julio 2012  | 
 • Es el cuarto país en extensión de bosques tropicales y el segundo en bosques amazónicos

• Comunidades indígenas y empresarios llevan al sector forestal peruano a un siguiente nivel de gestión responsable


Lima, julio de 2012. El potencial forestal de Perú es muy grande. Con casi 70 millones de hectáreas de bosques – mayoritariamente en la Amazonía -, ha destinado un área de bosques similar en tamaño al Reino Unido (24,500,000 ha) para su manejo productivo responsable. Como es obvio, en un área así de extensa y tan biodiversa como lo son los bosques amazónicos, esta no es una tarea nada fácil.

“Empezamos este trabajo en 2002, con miras a impulsar la modernización de la actividad forestal de la mano de autoridades, empresarios y comunidades indígenas”, señala la Ing. Kelly Soudre, Especialista forestal de WWF Perú.

Este ha sido un largo camino, y la ultima adición a este ambicioso objetivo es la consolidación de las buenas prácticas de manejo por parte de la empresa MAEXCO en casi 80 000 hectáreas de bosques amazónicos en la región Ucayali, en el este peruano.

Al respecto, "iniciamos el apoyo técnico a Maexco, aproximadamente en junio de 2010. Sabemos lo difícil que es llevar adelante el proceso de certificación en un contexto en el que muchas veces, a pesar de las intenciones de las empresas, los numerosos trámites y gestiones administrativas y los altos montos de inversión que se requieren, sumados a la falta de orientación, hacen a muchos abandonar el proceso, incluso antes de empezarlo. Y ahora ellos ya están en camino a lograrlo", continúa Soudre.

Hoy, a 10 años de haber empezado esta tarea WWF ha acompañado la certificación de aproximadamente 900, 000 ha de bosques que representan más del 90% del total nacional. Asimismo, a través de la Red Internacional de Bosques y Comercio (GFTN por sus siglas en inglés) se ha ayudado a productores locales a generar vínculos con el mercado internacional por un valor estimado en 20 millones de dólares de madera certificada comercializada.

Todo esto, de la mano de empresarios concesionarios forestales, comunidades indígenas y autoridades, bajo un esquema que fusiona de manera exitosa la administración responsable, los beneficios sociales y económicos y la función de la certificación como una herramienta de ayuda a la conservación y al negocio.

Una larga historia trabajando por los bosques peruanos

Desde 2000, WWF Perú ha jugado un rol clave impulsando la modernización y mejoras del sector forestal peruano. Participó técnicamente en el proceso de consulta y formulación de la ley forestal de ese año y a lo largo de los años ha trabajado brindando asistencia técnica a más de 65 concesiones forestales y 50 grupos indígenas bajo el esquema de certificación del Consejo Forestal (FSC, por sus siglas en inglés).

Asimismo, WWF Perú ha brindado aportes técnicos clave en el proceso internacional de conservación de la caoba en el marco de CITES, y ha participado en los procesos de consulta referidos al tema forestal enmarcados en el Tratado de Libre Comercio con EEUU y las negociaciones para el libre comercio con la Unión Europea, junto al gobierno peruano y autoridades internacionales respectivas. Actualmente, WWF Perú continúa jugando un importante rol brindando insumos técnicos al proceso de reformas del sector forestal, su nueva legislación y la descentralización de funciones en los gobiernos regionales.

Sobre la certificación forestal

La certificación forestal es un sistema de seguimiento al proceso productivo y comercial forestal, desde la extracción de la materia prima hasta la comercialización del producto final. La finalidad es garantizar que los productos provengan de bosques bien manejados, es decir bajo cumplimiento estricto y demostrable de altos estándares ambientales, sociales y económicos.

A través de los años, las contribuciones de WWF al sector forestal peruano han sido posibles gracias a USAID, la Unión Europea y el Fondo Italo Peruano, entre otros valiosos socios.
Buenas prácticas forestales
© Dado Galdieri Enlarge

Comments

blog comments powered by Disqus