Los países no protegen a las especies en peligro del comercio ilegal



Posted on 23 julio 2012  | 
Gabon tiene la intención en destruir todo su marfil para asegurar que no entre en el comercio ilegal
© WWF / Bas Huijbregts Enlarge
Ginebra, Suiza – De acuerdo con un nuevo reporte de WWF, las malas gestiones de algunos países clave están amenazando la supervivencia de los rinocerontes, tigres y elefantes. El análisis, presentado mientras los gobiernos se reúnen en Ginebra esta semana para discutir una serie de asuntos relacionados con el comercio de fauna silvestre, señala a las 23 principales naciones africanas y asiáticas que enfrentan altos niveles de caza furtiva y tráfico ilegal de marfil, cuernos de rinoceronte y partes de tigre.

El reporte Puntuación de crímenes contra la vida silvestre: Evaluando el cumplimiento y la observancia de los compromisos de CITES para tigres, rinocerontes y elefantes, examina en el ámbito de las 23 naciones, cuáles son los países de tránsito y cuáles los consumidores de estas especies. La puntuación que se les da a los países es verde, amarilla o roja para cada animal, según sea el caso, como un indicador del progreso reciente. WWF encontró que el comercio ilegal persiste en, prácticamente, los 23 países estudiados; pero pretende, con la puntuación, diferenciar aquellos donde activamente se está contrarrestando, de los países cuyos esfuerzos actuales son totalmente inadecuados.

Entre los peores está Vietnam, que recibió 2 puntos rojos, por rinocerontes y tigres. Está identificado en el reporte como el principal destino para el cuerno de rinoceronte, lo que ha aumentado la caza furtiva en Sudáfrica. En 2011 se alcanzó la cifra récord de 448 rinocerontes sudafricanos muertos por sus cuernos, mientras que en lo corrido de este año Sudáfrica, con un punto amarillo por los rinocerontes, cuenta 262 muertes de esta especie. De acuerdo con el reporte, muchos vietnamitas han sido arrestados o implicados en Sudáfrica por la adquisición de cuernos de rinocerontes de manera ilegal, incluyendo diplomáticos.

“Es el momento para que Vietnam enfrente el hecho de que su consumo ilegal de cuernos de rinoceronte está conduciendo a la caza furtiva generalizada de rinocerontes en África, y para que tome medidas enérgicas en contra de su comercio ilegal. Vietnam debe revisar sus penas y sanciones e inmediatamente restringir los mercados minoristas, incluyendo la publicidad en Internet para el cuerno de rinoceronte”, dijo Elisabeth McLellan, Manager del Programa Global de Especies de WWF.

El control inadecuado del mercado ilegal de marfil en China también es resaltado en el reporte. China tiene un punto amarillo por los elefantes, lo cual indica fallas para vigilar efectivamente sus mercados legales de marfil. “El flujo continuo de grandes volúmenes de marfil ilegal hacia China, sugiere que ese marfil puede estar haciendo el tránsito hacia mercados legales”, según el reporte.

China es urgida a que de manera drástica y consistente, mejore sus operaciones de control del marfil, y a que le comunique a los ciudadanos chinos en África que quien sea capturado importando productos ilegales de vida silvestre hacia China, será procesado y de ser declarado culpable, será severamente penalizado.

Debido a sus colmillos, diez mil elefantes africanos son asesinados anualmente por cazadores furtivos, y China y Tailandia son los destinos principales del marfil africano ilegal. Tailandia recibió un punto rojo por su falla para cerrar un vacío legal que le facilita a los minoristas la venta de marfil de elefantes africanos cazados furtivamente.

“En Tailandia, el marfil africano ilegal es vendido abiertamente en tiendas de prestigio que capturan a los incautos turistas. Los gobiernos tratarán este asunto, preocupante, durante su reunión esta semana. Hatsa el momento, Tailandia no ha respondido adecuadamente a estas preocupaciones y, con la cantidad de marfil de origen incierto en circulación, la única opción creíble en este punto es prohibir el comercio de marfil”, dijo McLellan.

La caza de elefantes alcanzó niveles de crisis en África Central, donde los rinocerontes fueron cazados hasta la extinción. El año pasado se alcanzó la tasa más alta de caza de elefantes en el continente desde cuando se tiene registro. Hacia el comienzo de este año, cientos de elefantes fueron asesinados en un mismo incidente en un Parque Nacional de Camerún. “Dados la escalada de la caza furtiva de elefantes en África y el incremento en los niveles del crimen organizado alrededor del comercio, es claro que la situación es crítica”, señaló el reporte.

El crimen contra la vida silvestre no es solamente una amenaza hacia los animales, es un riesgo para las personas, la integridad territorial, la estabilidad y la regulación normativa. La cooperación regional es necesaria en África Central para contrarrestar el flujo de marfil ilegal y armas que se da en las fronteras. WWF aplaude a los gobiernos de África Central por firmar un plan de aplicación de la ley regional de vida silvestre, y los insta a que lo implementen como una prioridad, asignando los recursos al plan y mejorando la eficacia en los procesamientos de quienes están implicados en la caza furtiva y el comercio ilegal.

“Aunque casi todos los países de África Central reciben puntajes amarillos o rojos por elefantes, hay algunas señales de esperanza. El mes pasado Gabón quemó toda su reserva de marfil, para asegurarse de que ningún colmillo iría a parar en el comercio ilegal, y el presidente Ali Bongo se comprometió a incrementar la protección en los Parques Nacionales y a asegurar que quienes cometan crímenes en contra de la vida silvestre sean procesados y enviados a prisión”, dijo Wendy Elliot del Programa Global de Especies de WWF. La gran mayoría de las reservas de marfil de Gabón no pudieron no pudieron ser verificadas como de origen legal.

Otros datos de interés son los puntajes verdes para India y Nepal, cada uno por los tres grupos de especies. En 2011, Nepal celebró un año sin ningún incidente de caza a rinocerontes, lo cual fue atribuido a mejoramientos anti-caza y otros refuerzos en la aplicación de la ley.

El reporte de WWF, Puntuación de crímenes contra la vida silvestre, será presentado mientras que los países miembro de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres(CITES), tienen su reunión anual del Comité Permanente. WWF lanzará una campaña global en contra del comercio ilegal de la vida silvestre, que pone en gran peligro el futuro de los elefantes, rinocerontes y tigres.
Gabon tiene la intención en destruir todo su marfil para asegurar que no entre en el comercio ilegal
© WWF / Bas Huijbregts Enlarge

Comments

blog comments powered by Disqus