Día a Día de la Comisión Ballenera - Día 4 - La CBI pide que se prohiban las redes de enmalle en el hábitat de la vaquita y el delfín de Maui



Posted on 04 julio 2012  | 
Ballena atrapada accidentalmente en redes de pesca
© WWF-Canon / Stephen DawsonEnlarge
 DÍA 4

La Comisión Ballenera Internacional (CBI) se ha unido a la lucha por la supervivencia de algunas de las especies de mamíferos marinos más amenazados del mundo – la Vaquita (Phocoena sinus) de Mexico y el delfín de Maui en Nueva Zelanda (Cephalorhynchus hectori) – haciendo un llamamiento a los gobiernos para que mantengan las redes de pesca fuera de sus aguas y eviten la muerte accidental de estos cetáceos.

La vaquita el delfín de Maui fueron uno de los focos de las discusiones de ayer en la reunión. Los gobiernos presentes instaron a México y Nueva Zelanda a tomar de inmediato todas las medidas posibles para salvar a los animales de la extinción.

Se estiman menos de 200 vaquitas y tan sólo 55 delfines de Maui adultos (más de un año de edad). Ambos animales se encuentran seriamente amenazados por la captura accidental en redes de enmalle. Según el informe del Comité Científico de la CBI para asegurar su supervivencia es crucial la prohibición total del uso de redes de enmalle en los hábitats de ambas poblaciones

Los científicos aseguran que dicen que, a menos que se tomen medidas inmediatas, la población de la vaquita pronto podría extinguirse como ha sucedido recientemente con el baiji, también llamado delfín del río Yangtze (Lipotes vexillifer ) el cual de declaraba extinguido en 2006. Los gobiernos advirtieron que este escenario se puede repetir con la vaquita.

"México tiene el poder para salvar a esta especie única a través de la prohibición de todas las redes de enmalle en el hábitat de la vaquita", dijo Aimee Leslie, Responsable de WWF de los proyectos con tortugas marinas y cetáceos.

Por su parte, es necesaria una prohibición similar y urgente de las redes de enmalle y de arrastre en todo el hábitat de los delfines de Maui. La especie sólo se encuentra en las aguas poco profundas que rodean la Isla Norte de Nueva Zelanda. Las medidas de protección anunciadas por el gobierno la semana pasada no son suficientes para salvar a los animales de la extinción.

Leslie recordaba que "Los avances en tecnologías significa que los delfines de Maui y los pescadores pueden compartir de forma segura las aguas de Nueva Zelanda sin necesidad de usar este tipo de redes. Instamos al gobierno a implementar artes de pesca alternativos que no pongan en peligro a los delfines, en todo el territorio de la especie”.

La captura accidental en redes de pesca es la mayor amenaza para los cetáceos en la actualidad. Se estima que más de 300.000 ballenas, delfines y marsopas mueren cada año por esta causa, una media de uno cada dos minutos.

Pero la batalla no está perdida. Los científicos consideran que, si se elimina la captura accidental, las poblaciones pueden recuperarse.


DÍA 3

En el tercer día de negociaciones, una de las prioridades de WWF en la conservación de ballenas conseguía el apoyo necesario para su realización. En el lado negativo, Korea ha pedido comenzar la captura de ballenas de Minke con la excusa de motivos científicos, tras más de un cuarto de siglo de moratoria.

La República de Corea anunciaba hoy sus planes para comenzar a capturar ballenas bajo la llamada 'caza científica', un agujero en la CBI que permite la caza de cetáceos con motivos de investigación. Algo que ya viene haciendo Japón desde hace varios años.

La propuesta ha recibido una enorme oposición por parte de numerosos gobiernos presentes en la reunión, que recuerda que este tipo de capturas son innecesarias dadas las múltiples técnicas científicas no-letales para estudiar a las ballenas que existen hoy en día.

Según Wendy Elliot, el retorno a la caza de ballenas de Corea, tras más de un cuarto de siglo es un enorme paso atrás para la CBI. La responsable del Programa de Especies de WWF Internacional recordaba que Corea ya vende carne de ballena atrapada acidentalmente en redes de pesca y que la 'excusa' de las motivaciones científicas no es más que una forma de recomenzar la caza comercial, al igual que lo viene haciendo Japón en el Santuario de Ballenas de la Antártida.

Las ballenas de Minke que Corea tiene previsto capturar están catalogadas como especie amenazada dentro del Comité Científico de la CBI.

Korea ya condujo un estudio similar en 1986, justo antes de la moratoria de la caza de ballenas en todo el mundo. Según la CBI, la captura de estos animales no consiguió avances significativos en el conocimiento de la especie, y añadió que "la muerte de estas 69 ballenas de Minke puede haber reducido aún más sus ya de por sí agotados stocke y, como mínimo, ha puesto en peligro su recuperación".

Japón, por su parte, ha presentado también una propuesta para una cuota costera de captura de ballenas de Minke, por primera vez después de muchos años. Esta propuesta ha recibido una enorme oposición, por lo que la discusión ha sido postpuesta.

Por otra parte, han ocurrido avances en una de las prioridades de WWF en la conservación de cetáceos: la reducción del ruido submarino producido por el hombre, especialmente en el caso de las zonas alrededor de plataformas petrolíferas.

Hoy, el gobierno de EEU ha propuesto formalmente un grupo de trabajo para estudiar el tema y Australia, Sudáfrica y Argentina confirmaron su participación. Mexico y la UE expresaron un fuerte apoyo para dirigir acciones en este sentido. El Grupo trabajará durante el año y reportará sus progresos en la próxima reunión de la CBI.


DÍA 2

Mientras las tormentas tropicales azotan el istmo de Panamá, la Reunión de la Comisión Ballenera Internacional finalizaba ayer su segundo día con dos novedades principales.

La primera de ella es la aprobación de la cuota de caza de ballenas para la subsistencia de comunidades indígenas de Alaska (EEUU), Rusia y St. Vincent y las Granadinas. Las propuestas de los dos primeros países recibieron un gran apoyo, aunque la de St. Vincent y Granadinas levantaron alguna preocupación, ya que el grupo de países latinoamericanos pusieron en tela de juicio tanto que se trate de una caza realmente indígena como que suponga una necesidad para su subsistencia.

En el caso de Groenlandia, la discusión sobre la cuota de caza ha girado en torno a la comercialización de las capturas, cuando la CBI sólo admite la caza para la subsistencia de las comunidades locales. Al final no se tomó ninguna decisión y el debate ha quedado en manos de la UE.

En el comité de Conservación se han producido importantes avances como:
El gobierno norteamericano ha presentado dos propuestas a la Organización Marítima Internacional en cuestión de tráfico marítimo que ayuden a reducir las colisiones de los buques con ballenas azules, además de otros cetáceos, en la costa oeste del país.
En la misma línea Panamá está preparando cuatro iniciativas de separación del tráfico marítimo que reduzca la extensión del área de colisión entre barcos y ballenas en un 93%, sobre todo en el caso de las ballenas jorobadas.

España ha presentado una propuesta para organizar un encuentro internacional relacionado con el transporte maritimo y la conservación de la biodiversidad.
El Fondo para Pequeños Cetáceos de la CBI ha sido apoyado y felicitado por numerosos países. Los proyectos que financiará este Nuevo fondo servirá para llevar a cabo proyectos de conservación, como el de la Vaquita de WWF en el Golfo de California, que investiga artes de pesca menos invasivas que reduzcan la enorme mortalidad de la especie a causa del enmalle accidental en las redes de pesca. Ya se han realizado varios aportes económicos por parte de los países miembros como Holanda, Italia, Gran Bretaña y Francia.DÍA 4

La Comisión Ballenera Internacional (CBI) se ha unido a la lucha por la supervivencia de algunas de las especies de mamíferos marinos más amenazados del mundo – la Vaquita (Phocoena sinus) de Mexico y el delfín de Maui en Nueva Zelanda (Cephalorhynchus hectori) – haciendo un llamamiento a los gobiernos para que mantengan las redes de pesca fuera de sus aguas y eviten la muerte accidental de estos cetáceos.

La vaquita el delfín de Maui fueron uno de los focos de las discusiones de ayer en la reunión. Los gobiernos presentes instaron a México y Nueva Zelanda a tomar de inmediato todas las medidas posibles para salvar a los animales de la extinción.

Se estiman menos de 200 vaquitas y tan sólo 55 delfines de Maui adultos (más de un año de edad). Ambos animales se encuentran seriamente amenazados por la captura accidental en redes de enmalle. Según el informe del Comité Científico de la CBI para asegurar su supervivencia es crucial la prohibición total del uso de redes de enmalle en los hábitats de ambas poblaciones

Los científicos aseguran que dicen que, a menos que se tomen medidas inmediatas, la población de la vaquita pronto podría extinguirse como ha sucedido recientemente con el baiji, también llamado delfín del río Yangtze (Lipotes vexillifer ) el cual de declaraba extinguido en 2006. Los gobiernos advirtieron que este escenario se puede repetir con la vaquita.

"México tiene el poder para salvar a esta especie única a través de la prohibición de todas las redes de enmalle en el hábitat de la vaquita", dijo Aimee Leslie, Responsable de WWF de los proyectos con tortugas marinas y cetáceos.

Por su parte, es necesaria una prohibición similar y urgente de las redes de enmalle y de arrastre en todo el hábitat de los delfines de Maui. La especie sólo se encuentra en las aguas poco profundas que rodean la Isla Norte de Nueva Zelanda. Las medidas de protección anunciadas por el gobierno la semana pasada no son suficientes para salvar a los animales de la extinción.

Leslie recordaba que "Los avances en tecnologías significa que los delfines de Maui y los pescadores pueden compartir de forma segura las aguas de Nueva Zelanda sin necesidad de usar este tipo de redes. Instamos al gobierno a implementar artes de pesca alternativos que no pongan en peligro a los delfines, en todo el territorio de la especie”.

La captura accidental en redes de pesca es la mayor amenaza para los cetáceos en la actualidad. Se estima que más de 300.000 ballenas, delfines y marsopas mueren cada año por esta causa, una media de uno cada dos minutos.

Pero la batalla no está perdida. Los científicos consideran que, si se elimina la captura accidental, las poblaciones pueden recuperarse.

DÍA 3

En el tercer día de negociaciones, una de las prioridades de WWF en la conservación de ballenas conseguía el apoyo necesario para su realización. En el lado negativo, Korea ha pedido comenzar la captura de ballenas de Minke con la excusa de motivos científicos, tras más de un cuarto de siglo de moratoria.

La República de Corea anunciaba hoy sus planes para comenzar a capturar ballenas bajo la llamada 'caza científica', un agujero en la CBI que permite la caza de cetáceos con motivos de investigación. Algo que ya viene haciendo Japón desde hace varios años.

La propuesta ha recibido una enorme oposición por parte de numerosos gobiernos presentes en la reunión, que recuerda que este tipo de capturas son innecesarias dadas las múltiples técnicas científicas no-letales para estudiar a las ballenas que existen hoy en día.

Según Wendy Elliot, el retorno a la caza de ballenas de Corea, tras más de un cuarto de siglo es un enorme paso atrás para la CBI. La responsable del Programa de Especies de WWF Internacional recordaba que Corea ya vende carne de ballena atrapada acidentalmente en redes de pesca y que la 'excusa' de las motivaciones científicas no es más que una forma de recomenzar la caza comercial, al igual que lo viene haciendo Japón en el Santuario de Ballenas de la Antártida.

Las ballenas de Minke que Corea tiene previsto capturar están catalogadas como especie amenazada dentro del Comité Científico de la CBI.

Korea ya condujo un estudio similar en 1986, justo antes de la moratoria de la caza de ballenas en todo el mundo. Según la CBI, la captura de estos animales no consiguió avances significativos en el conocimiento de la especie, y añadió que "la muerte de estas 69 ballenas de Minke puede haber reducido aún más sus ya de por sí agotados stocke y, como mínimo, ha puesto en peligro su recuperación".

Japón, por su parte, ha presentado también una propuesta para una cuota costera de captura de ballenas de Minke, por primera vez después de muchos años. Esta propuesta ha recibido una enorme oposición, por lo que la discusión ha sido postpuesta.

Por otra parte, han ocurrido avances en una de las prioridades de WWF en la conservación de cetáceos: la reducción del ruido submarino producido por el hombre, especialmente en el caso de las zonas alrededor de plataformas petrolíferas.

Hoy, el gobierno de EEU ha propuesto formalmente un grupo de trabajo para estudiar el tema y Australia, Sudáfrica y Argentina confirmaron su participación. Mexico y la UE expresaron un fuerte apoyo para dirigir acciones en este sentido. El Grupo trabajará durante el año y reportará sus progresos en la próxima reunión de la CBI.

DÍA 2

Mientras las tormentas tropicales azotan el istmo de Panamá, la Reunión de la Comisión Ballenera Internacional finalizaba ayer su segundo día con dos novedades principales.

La primera de ella es la aprobación de la cuota de caza de ballenas para la subsistencia de comunidades indígenas de Alaska (EEUU), Rusia y St. Vincent y las Granadinas. Las propuestas de los dos primeros países recibieron un gran apoyo, aunque la de St. Vincent y Granadinas levantaron alguna preocupación, ya que el grupo de países latinoamericanos pusieron en tela de juicio tanto que se trate de una caza realmente indígena como que suponga una necesidad para su subsistencia.

En el caso de Groenlandia, la discusión sobre la cuota de caza ha girado en torno a la comercialización de las capturas, cuando la CBI sólo admite la caza para la subsistencia de las comunidades locales. Al final no se tomó ninguna decisión y el debate ha quedado en manos de la UE.

En el comité de Conservación se han producido importantes avances como:
  • El gobierno norteamericano ha presentado dos propuestas a la Organización Marítima Internacional en cuestión de tráfico marítimo que ayuden a reducir las colisiones de los buques con ballenas azules, además de otros cetáceos, en la costa oeste del país.
  • En la misma línea Panamá está preparando cuatro iniciativas de separación del tráfico marítimo que reduzca la extensión del área de colisión entre barcos y ballenas en un 93%, sobre todo en el caso de las ballenas jorobadas.
  • España ha presentado una propuesta para organizar un encuentro internacional relacionado con el transporte maritimo y la conservación de la biodiversidad.
  • El Fondo para Pequeños Cetáceos de la CBI ha sido apoyado y felicitado por numerosos países. Los proyectos que financiará este Nuevo fondo servirá para llevar a cabo proyectos de conservación, como el de la Vaquita de WWF en el Golfo de California, que investiga artes de pesca menos invasivas que reduzcan la enorme mortalidad de la especie a causa del enmalle accidental en las redes de pesca. Ya se han realizado varios aportes económicos por parte de los países miembros como Holanda, Italia, Gran Bretaña y Francia.
Ballena atrapada accidentalmente en redes de pesca
© WWF-Canon / Stephen Dawson Enlarge

Comments

blog comments powered by Disqus